"Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido. Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche. Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro. Toma una lágrima, ponla en el rostro de quien nunca ha llorado. Toma la Valentía, ponla en el ánimo de quien no sabe luchar. Descubre la Vida, nárrala a quien no sabe entenderla. Toma la Esperanza y vive en su Luz. Toma la Bondad y dónala a quien no sabe donar. Descubre el Amor y hazlo conocer al mundo". Mahatma Gandhi

23 abril 2009

"Cartas de papel..." una especie en extincion???



Pero hay alguien que siga escribiendo cartas en pleno siglo XXI?

Hablamos con el cartero que llamó mil veces y con chicos que, en la era del Chat y el e-mail, nunca lo esperaron; qué queda hoy de aquella costumbre, y cómo se transformó el negocio.

Piénselo un momento: ¿cuánto hace que no escribe una carta o que nadie le escribe una carta a usted? Entre las costumbres que la meteórica irrupción del mundo digital parece haber erradicado de nuestras vidas está ese hábito tan sencillo y cotidiano en otras épocas, que sirvió para decirse (o escribirse) tantas cosas.





La cadena de nostalgia sería interminable y no alcanzarían los pañuelos. Las cartas manuscritas, escritas sobre el papel (a veces elegido cuidadosa y amorosamente) con el trazo impreso de la mano que caligrafía, doblado luego con no menos dedicación, puestas en un sobre y despachadas a través del correo están amenazadas de muerte por el avance del correo electrónico. Según la consultora Pew de los Estados Unidos, "en octubre de 2006 se enviaban 183 mil millones de e-mails por día". Las proyecciones indican que para el año 2010 serán 228 mil millones.

Si bien esa abultada lista no discrimina entre los personales y los comerciales, es una cantidad sensiblemente superior a la de las cartas que, hacia inicios de la década de 1990, enviaba en promedio anualmente un ciudadano de Europa Occidental o de los Estados Unidos. "La media era de 86 cartas por año por habitante





Menos cartas, ¿es el fin del correo?

Más bien todo lo contrario. "De cada 100 piezas -puntualiza más del 90% del negocio fue y es corporativo. Entrega de servicios, facturas, tarjetas de crédito; y con la llegada de las compras por Internet, también de objetos: se compra un teléfono, un libro, un disco u otr a cosa a través de la web y el cliente lo recibe en su casa, por correo."
"El tráfico del correo sigue creciendo, a pesar del e-mail . El e-mail disminuyó el tráfico de cartas personales, pero Internet, como contrapartida, aumentó el envío de objetos y resúmenes de cuenta. Todo indica que el e-mail ha sido importante competencia para la telefonía, y esto es lo que explica la gran fuerza de los SMS."
Las generaciones más jóvenes, en cambio, no parecen conocer en absoluto la otra frecuente costumbre de elegir papel e instrumento de escritura y sentarse a dejar impronta para comunicarse con alguien: pareja, parientes, amigos, inclusive amigos distantes .



¿Y qué ha sido de los buzones, esos emblemáticos objetos de la geografía ciudadana? "Siguen vigentes en la ciudad a pesar de que no muchos los usan.


Cartas de papel: ¿una especie en extinción?

De puño y letra. Las cartas fueron el centro de películas legendarias , de canciones famosas (Cartas amarillas, La Carta, Mr. Postman, Carta de un león a otro, A veces llegan cartas?), del intercambio íntimo entre amantes famosos , intelectuales, políticos, artistas escritores.

¿Qué misterio tienen un sobre y un papel escritos a mano que un correo electrónico (por más bonitas palabras que traiga escritas) parece que nunca alcanzará? La caligrafía parece uno de ellos: la letra "dice" cosas de las personas, pero además la fuerza del trazo, la variabilidad, todo indica algo más que las simples palabras. Y la carta, como cosa en sí, también abriga más que las palabras.

"Los objetos físicos se cargan de energía. Cuando alguien se toma la molestia de escribir una postal, meterla en un sobre y enviarla por correo, piensa mucho más en el destinatario", explica Jack Babiloni, un ilustrador que participó de la iniciativa de la ONG Médicos del Mundo y una librería de Madrid, Democrazy, para recuperar los tradicionales saludos navideños y de fin de año con tarjetas manuscritas y enviadas por correo.

La personalización del mensaje que llega a través de una hoja de papel se refleja también en algo que la mayoría recibe de mala gana: las cuentas.





Y tú... cuánto hace que no escribes una carta ???




1 comentario:

Sony dijo...

yo debe hacer unos 3 años que no escribo una carta en papel, la ultima la envie a puerto rico, a mi amiga elizabeth con fotos.pero recuerdo que me costo mucho escribir en papel,acostumbrada hacerlo con el teclado.
recuerdo que antes si que se escribia mucho mas,uno cuidaba la caligrafia,la ortografia y guardaba esas cartas en cajitas como verdaderos tesoros.que tiempos aquellos.

amiga eri,ya te pedire la direccion y romperemos esta tradicion de los email y te mandare una postal de valencia con una cartita,que te parece la idea amiga?
te mando un besote grande!!!!!!!!

mariposas

.....

.....