"Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido. Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche. Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro. Toma una lágrima, ponla en el rostro de quien nunca ha llorado. Toma la Valentía, ponla en el ánimo de quien no sabe luchar. Descubre la Vida, nárrala a quien no sabe entenderla. Toma la Esperanza y vive en su Luz. Toma la Bondad y dónala a quien no sabe donar. Descubre el Amor y hazlo conocer al mundo". Mahatma Gandhi

15 abril 2009

Sigue la preocupante situacion por Dengue en Argentina

Dengue, hablan de brote autóctono por la sospecha de nuevos casos.



Un día después de conocido el primer caso de dengue autóctono en Cabín 9 (límite de Rosario con Pérez), ya confirmado en el Instituto Maiztegui, anoche se amplió el bloqueo sanitario en esa zona frente a lo que las autoridades consideran un brote local de la enfermedad por la existencia de 30 cuadros febriles en estudio.

Paralelamente, se registraron dos nuevos casos sospechosos en la zona sur de Rosario, donde hoy habrá un operativo especial de fumigación, visitas casa por casa y relevamiento de cuadros febriles compatibles con la enfermedad.

Por otro lado, otro procedimiento de obstrucción tuvo ayer como escenario el barrio Stella Maris (distrito noroeste) por la aparición de un nuevo caso importado.

"Lo fundamental es evitar a toda costa que en Rosario haya un brote como el de Hersilia. La atención se centra en reforzar los operativos de bloqueo", afirmó el secretario de Salud municipal, Luis Dimenza.

Hasta ayer los casos positivos en la ciudad sumaban 16 (todos importados), mientras que en el nodo Rosario el total era de 23, incluido el cuadro autóctono de Pérez. En el resto de la provincia los infectados confirmados llegaban a 28, diez de ellos de Hersilia y supuestamente todos locales.

En la capital provincial se confirmó que dos de los siete casos clínicos sospechosos resultaron positivos. No obstante, falta la confirmación de las contrapruebas del Maiztegui.

Se trata de un hombre y una mujer, cuyas identidades no fueron suministradas. Sí se determinó que uno de ellos estuvo en Hersilia, mientras que el restante enfermo habría importado el virus desde Charata (Chaco).

En tanto, el trabajo de bloqueo no pasó desapercibido entre los vecinos. Fumigadores con máscaras y trajes blancos (similares a los de los astronautas) médicos, trabajadores sociales y hasta promotores barriales se sumaron para reforzar el operativo que ya había comenzado el lunes pasado en nueve manzanas de Cabín 9 y para avanzar con otro en el barrio Stella Maris.

En ese vecindario del distrito noroeste de Rosario el alerta surgió ayer frente a un nuevo caso importado (el hombre ni siquiera vive en Rosario), pero que se sumó a otros dos anteriores.

¿Por qué entonces la alarma? Según indicó Dimenza, ante tres casos en pocas cuadras no se puede descartar que a los pacientes ya infectados los haya picado luego un mosquito Aedes aegypti local. Y que ese insecto (originalmente sano) termine transmitiendo el virus a otra persona, lo que provocaría un contagio autóctono.

La subsecretaria de Medio Ambiente, Daniela Mastrángelo, detalló que los procedimientos de bloqueo se apoyaron, como siempre, en "tres patas".

La primera es la identificación de personas con cuadros febriles inespecíficos (para practicarles análisis de dengue), la segunda es una fumigación aérea para matar los mosquitos adultos y la tercera ("fundamental") es la eliminación de los posibles criaderos de larvas casa por casa, el famoso descacharrizado, "porque aunque se maten a los insectos, mañana ya nacen cientos y cientos nuevos", recordó.

En cada distrito, además, aun en las zonas donde no aparecieron casos de dengue, se intensificaron los "operativos preventivos de limpieza y desmalezamiento" a cargo de las áreas de servicios urbanos (ASU).

Paralelamente, el comité de seguimiento de la enfermedad, que agrupa a especialistas de la Municipalidad y la provincia, continúa reuniéndose entre una y dos veces por día.


Trabajos contrareloj para producir repelentes.

Casi no hay área municipal que pase de largo frente a la problemática del dengue. Desde la Dirección de Compras y Suministros lanzaron ayer una licitación para adquirir insecticidas por un presupuesto que sextuplica el previsto durante 2007. Y en el Laboratorio de Especialidades Medicinales (LEM) avanzan con pruebas contrarreloj para ver si se pueden producir repelentes líquidos y en pomada que sirvan a toda la provincia. Con la misma lógica trabajan para incrementar los stocks de remedios antitérmicos.

Desde Compras y Suministros explicaron que el monto previsto en 2009 para proveer de insecticidas a la Dirección de Control de Vectores llega a 190 mil pesos, mientras que hace dos años el presupuesto de la licitación fue de 30 mil, seis veces menor.

El razonamiento fue que, aun contemplando los aumentos de precios de la inflación, la cantidad de insecticida que se comprará este año superará al stock anterior en más del doble.

Objetivos. En el LEM, la meta es llegar a producir repelentes líquidos y en crema para distribuir gratis ante situaciones de riesgo (por ejemplo, en operativos de bloqueo) sin quedar a merced de la disponibilidad y los precios de los productos comerciales que, hasta ahora, proveyeron los gobiernos de la provincia y la Nación.

Aunque el secretario de Salud municipal, Luis Dimenza, aclaró que todavía están en etapa de estudio y de prueba, todos confían en tener los primeros resultados el fin de semana próximo. Si lo logran, la intención es producir a escala provincial.

En lo que hace a antitérmicos, que el LEM ya produce, el objetivo es incrementar el stock para los centros de salud pública porque, "ante la posibilidad de un brote, sería enorme la cantidad necesaria" de esos medicamentos, admitió el funcionario.


En 2010 el panorama será más preocupante.

El dengue llegó para quedarse. De eso no cabe duda, al punto de que son los propios expertos y funcionarios de Salud quienes lo afirman. A futuro, el riesgo es que las personas lleguen a reinfectarse, porque cada cuadro puede ser peor o incluso llegar al tipo hemorrágico. "No tenemos que disminuir los controles ahora, sino seguir durante todo el año para que el verano que viene no tengamos todavía más mosquitos y casos más graves", advirtió ayer el infectólogo y miembro de Epidemiología del sur provincial, Julio Befani.

—¿Por qué, al menos hasta que se registró el brote en Hersilia, el mayor porcentaje de casos de dengue en la provincia se dio en Rosario? ¿O es que la ciudad tuvo mejor vigilancia epidemiológica y los detectó?

—No, la vigilancia epidemiológica a nivel provincial es exactamente igual, está dividida en dos regiones, norte y sur, y en las dos se trabaja igual. Lo que sucede es que Rosario tiene una población migratoria mucho mayor que otras zonas, hay mucha más población viniendo desde sectores donde circula el virus del dengue.

—¿Zonas que ya se pueden considerar endémicas?

—En este momento son epidémicas, como Chaco, Corrientes, Bolivia, Perú y Brasil. En lo que nos concierne, fundamentalmente Chaco. Porque además no es que viajan una vez, sino que es un ida y vuelta. La población está yendo y viniendo.

—¿Qué tipos de dengue existen?

—El dengue tiene cuatro grandes formas de presentación: una asintomática, otra sintomática y dentro de ella podés tener el clásico y el hemorrágico, con shock o sin shock.

—¿Pero a todas las transmite el mismo mosquito?

—El mosquito es el mismo.

—¿Y por qué alguno puede provocar dengue clásico y otro hemorrágico?

—Porque una misma persona puede tener las distintas formas de presentación. Y esto depende del organismo de cada uno.

—¿Depende de las condiciones de nutrición de la persona, de la edad... de qué otros diversos factores?

—Entra en juego todo: la edad, la nutrición, el estado inmunológico, patologías de base, todo incide en las distintas presentaciones del tipo de dengue.

—¿Se puede hablar de personas que están en más situación de riesgo que otras?

—En situación de riesgo, por ejemplo, están las poblaciones que no tienen agua corriente y deben procurársela. Pero también te vas al otro lado, donde hay gente con un buen pasar, con buen estándar de vida, pero que igual tienen el cacharrito, la fuentecita, la pileta de natación, el bebedero del perro, todas esas cosas que hay en la casa.

—Esto aparece como una paradoja: una enfermedad que se podría definir como de la pobreza, pero que una vez que se instala...

—Yo no diría una enfermedad de la pobreza, porque el mosquito pica tanto a ricos como a pobres.

—Me refiero a que en Suecia no hay dengue, por ejemplo.

—Por ahora.

—¿Cómo se llegó a que el dengue estuviera tan instalado en América latina?

—Porque hubo una disminución de los programas de control de vectores. Hasta los 80 o 90 había grandes programas, pero después disminuyeron, fundamentalmente en Argentina. Y a partir de allí es esperable que estas cosas sucedan.

—O sea que si tuviéramos a partir de ahora un fuerte control de los mosquitos...

—No sólo de mosquitos, sino de roedores, de vinchucas... Todo esto ayuda a disminuir la aparición de las patologías que llamamos emergentes o reemergentes. Porque son patologías que no podés erradicar.

—El mosquito ya está infectado, ¿ya somos zona endémica?

—No hablamos de zona endémica, hablamos de zona de riesgo. La endemicidad o la epidemia tienen que ver con un número de casos en un lugar y un tiempo dados. Nosotros vamos a tener que controlarnos no sólo ahora, sino para después. No tenemos que disminuir los controles, sino seguir durante todo el año para que en el verano no tengamos todavía más cantidades de mosquitos y casos más graves.

—¿El panorama para el verano que viene podría ser más preocupante?

—Diría que sí. Porque el problema es que en el país están circulando dos serovariedades.

—¿Qué es eso?

—Los distintos tipos de virus: el del dengue tiene el Den 1, 2, 3 y 4. El 1, 2 y 3 están circulando en el país, el 4 no. Si yo tengo hoy éstos y el año que viene tengo el otro, puede haber casos de dengue hemorrágico, porque ese tipo se da en personas que han tenido un virus previamente distinto y se reinfectan.

—Si alguien ya tuvo dengue, ¿es peligroso repetir la enfermedad?

—Va a ser una persona de riesgo, porque depende del momento en que se encuentre físicamente.


1 comentario:

Sony dijo...

estoy preocupada,para que negarlo,alli en mi ciudad natal es donde hay dengue autoctono,o sea que el virus se ha criado alli.tengo toda mi familia en rosario,padres,primos,abuela,tios,a
todos y como no estar mas que preocupada.
me pregunto yo,desde cuando sabian los politicos que este virus se estaba gestando en argentina? porque que no me digan que no lo sabian,pero como siempre que hay un virus en un pais,no dicen nada para no crear alarma social,pero ahora esto es peor,porque no se hiso nada para atacar y matar las larvas de estos mosquitos que trasmiten el dengue.pienso en mi familia,pero pienso tambien en los miles de niños chiquitos que estan desproteguidos contra esta terrible enfermedad que ya es epidemia en todo pais.la noticia la cuelgo aqui en este blog para que el mundo entero sepa la verdad de lo que pasa en argentina,que sepan lo mal que la estan pasando todos los argentinos por la despreocupacion de un gobierno que solo le interesa mirar para donde le conviene.hipocritas!!!!!!!eso es lo que son los que gobiernan mi tierra.

mariposas

.....

.....