"Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido. Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche. Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro. Toma una lágrima, ponla en el rostro de quien nunca ha llorado. Toma la Valentía, ponla en el ánimo de quien no sabe luchar. Descubre la Vida, nárrala a quien no sabe entenderla. Toma la Esperanza y vive en su Luz. Toma la Bondad y dónala a quien no sabe donar. Descubre el Amor y hazlo conocer al mundo". Mahatma Gandhi

11 agosto 2009



"Casos de abducciones "


A lo largo de la historia existen infinidad de casos de personas que han sido secuestradas por alienígenas,relatos que narran como fueron abducidos y examinados dentro de sus OVNIS y posteriormente devueltos sanos y salvos al mismo lugar en el que fueron capturados. Normalmente la memoria de esos momentos queda bloqueada,el abducido es incapaz de recordar nada de lo ocurrido,sienten como un espacio perdido,un vacío o lapso de tiempo del cuál no tienen recuerdos. Sin embargo con el tiempo algunas de esas personas ya sea por metodos naturales o por regresiones hipnóticas pueden llegar a recordar las experiencias vividas,mientras fueron examinados e incluso dar detalles del interior del OVNI y descripciones de los alienígenas que les examinaban.

Realidad o imaginación colectiva???

El caso de Villas Boas

abducciones

El 15 de octubre de 1957 se produce uno de los casos de contacto sexual con extraterrestres más conocido en el ámbito mundial. Ese día el joven Antonio Villas Boas, se encontraba arando con su tractor en su predio ubicado en la población de San Francisco de Sales, en el estado de Minas Gerais. Antonio solía realizar su trabajo durante las noches de manera de capear el calor reinante en la zona. La noche era fría. Mientras realizaba un giro con su máquina, una luz como una estrella llamó su atención. Esta luz comenzó a agradarse hasta convertirse en una nave semiesférica. El aparato se estacionó a menos de 15 metros de Villas Boas. "Estaba aterrorizado, arranqué el tractor y di la vuelta a toda velocidad, mientras aquello aterrizaba. Pero el tractor no anduvo más de unos pocos metros y se paró. Yo me tire al suelo para escapar corriendo, pero entonces noté que alguien me cogía por el brazo. Era un hombre más bajo que yo, vestido con traje raro y con un casco. Yo estaba muy asustado. Le empujé con todas mis fuerzas y conseguí tirarlo al suelo. Pero entonces aparecieron tres más. Me tomaron por los brazos y los pies y me levantaron del suelo", contó el protagonista de la historia. > Cinco seres introdujeron a Antonio al interior de la nave. Allí fue desnudado y sometido a una serie de exámenes físicos. Luego de ello fue rociado en todo el cuerpo con un extraño líquido. Un misterioso gas que salía por unos orificios de la pared terminaron por hacerlo vomitar. Luego de largos 20 minutos la puerta de la habitación se abrió y apareció una mujer;de baja estatura y de aspecto extraño. Su rostro era de forma triangular, los pómulos salientes y los ojos oblicuos.. Su cabello rubio y sus labios finos, esta comenzó a acariciarlo. Una vez concluida la cúpula, la mujer se retiró del lugar mostrándole con el dedo su vientre y luego hacia las estrellas. Con posterioridad, Antonio Villas Boas fue llevado al interior de la nave la que despegó en forma inmediata. Este caso si bien fue el primero en ser conocido en el ambiente ufológico, no es el único. Según el investigador español, Manuel Carballal, al menos el 19 por ciento de los casos que ha estudiado hacen alusión a manipulaciones sexuales.

El caso de la Señora Amelia Ramos

ovnis_y_abducciones

La Señora Amelia Ramos en Portugal, sufrió una abducción, en la cual le colocaron un implante en el cerebro que le provocaba fuertes dolores de cabeza y extraños zumbidos. Posteriormente fue sometida por médicos a una operación y le retiraron el extraño objeto

El caso de Travis Walton



Uno de los casos de abducción considerados clásicos es el protagonizado por Travis Walton. Este incidente ocurre el 5 de noviembre de 1975 cerca a Snowflake, Arizona. Walton, era un empleado forestal de 22 años. Trabajaba con un equipo de madereros en el Parque Nacional de Sitgreaves. Según la historia, esa noche Walton y seis miembros del equipo se trasladaban en camioneta de regreso a sus casas luego de un arduo día de labor. Cuando se encontraron con una intensa luminosidad que ellos creyeron se trataba de un incendio, pero luego al acercarse el objeto se veía parecido a un platillo flotando sobre la tierra a unos 300 metros de altura. El extraño objeto estaba emitiendo un agudo sonido. Travis Walton salió del camión y se acercó a él. Cuando estuvo bajo él, un rayo de luz apareció de pronto en la parte inferior de la nave y lo golpeó contra la tierra, dejándolo aparentemente inconsciente, luego afirmó haber experimentado una clase de choque eléctrico. Los otros seis hombres se espantaron y se alejaron a toda prisa en su camioneta. Horas después los esfuerzos de la policía y otros en localizarlo fueron en vano.Durante los cinco días siguientes, sus compañeros fueron sometidos a gran cantidad de pruebas por peritos debido a que se sospechaba un posible crimen. Pero finalmente después de cinco días, regresó y llamó a su hermana desde un teléfono público. Según el relato de Walton de lo que sucedió, después de que haber sido golpeado contra la tierra, despertó en un cuarto parecido a un hospital, todo de metal. Era observado por tres extrañas criaturas con cabezas calvas de no más de un metro y medio. Luego un humano entró al cuarto. Medía aproximadamente 1.80 m. de alto, con pelo castaño rubio y ojos color avellana y llevaba un casco. Sin hablar llevó a Walton a un corredor donde encontraron a otros tres humanos que pusieron una máscara de plástico sobre su cara. Walton se desmayó. La siguiente cosa que recuerda era que estaba caminando por una autopista con el platillo volador despegando hacia arriba. Sólo era capaz de recordar unas pocas horas del tiempo que desapareció. Este es considerado uno de los casos de abducción más polémicos y conocidos de los últimos tiempos. En 1992 fue llevado al cine con el título "Fire in the Sky" un excelente film que interpreta con muchos detalles la experiencia de Travis walton.

El caso de Betty y Barney Hill



El primer caso reconocido de abducción se remonta al 20 de septiembre de 1961. Betty y Barney Hill viajaban en coche por New Hampshire, hacia la medianoche cuando vieron un "objeto en forma de empanadilla con dos hileras de ventanas" que parecía seguirles. Barney abandonó la carretera y se deslizó hasta situarse a unos 25 m de "una enorme nave en forma de anillo con una especie de aletas y luces rojas que producían un extraño zumbido ". Aterrorizados, los Hill aceleraron para huir, pero el coche empezó a vibrar. Luego, oyeron un extraño sonido y se vieron envueltos por una neblina. Más tarde, cuando llegaron a su casa, se dieron cuenta de que sus relojes habían estado parados durante dos horas, pero no fueron capaces de recordar lo ocurrido durante ese tiempo. Posteriormente, ambos tuvieron pesadillas y aceptaron someterse a una terapia conocida como regresión hipnótica para descubrir lo que les había ocurrido. La regresión hipnótica permite aflorar el subconsciente y los recuerdos ocultos. Los Hill declararon bajo hipnosis haber sido transportados a bordo del ovni por "alienígenas de un metro y medio de estatura, de piel grisácea, cabezas sin pelo y en forma de pera y oblicuos ojos de gato". Betty hizo un vívido retrato de lo que había ocurrido durante esas dos horas. Recordó haber sido sometida a un examen médico. Contó que le extrajeron muestras de la epidermis y le introdujeron una larga aguja por el ombligo como parte de lo que ella llamó una "prueba de embarazo". También le enseñaron un mapa de Zeta Reticuli. Betty Hill cree que los alienígenas le mostraban el lugar de donde procedían.Según el relato de Betty Hill (bajo hipnosis), el humanoide que dirigía al grupo (el “jefe” como lo denomina ella) le habría mostrado, a bordo del ovni, una carta del cielo que ella posteriormente dibujó en presencia del doctor Simon bajo sugestión post-hipnótica (es decir un acto que se realiza en estado de vigilia, pero ha sido pedido en estado de hipnosis). Con referencia a lo que Betty cuenta al respecto y citando el excelente material con que el periodista John Fuller describió el caso Hill sabemos que el relato de la mujer es el siguiente: «... le pregunté (al alienígena) de dónde era él, porque –le dije– sabía que no era de la Tierra. Me preguntó si yo conocía algo del universo. Le dije que no. No sabía prácticamente nada (...) Dijo que deseaba que supiera algo más y le respondí que yo también lo anhelaba. Atravesó entonces la sala hasta la esquina de la mesa y abrió una cosa. No era como un cajón, ya que había una abertura en la pared de metal. Sacó un mapa y me preguntó si yo había visto alguna vez una carta similar. Atravesé la sala y me apoyé sobre la mesa. Observé: la carta era oblonga, un poco más ancha que larga, y había en ella muchos puntos distribuidos sobre toda su extensión. Algunos eran pequeños, como la cabeza de un alfiler. Otros eran tan grandes como una moneda. Y había líneas sobre ciertos puntos, líneas curvas que iban de un punto a otro. De un gran círculo partían numerosas líneas. Muchas salían de otro círculo más próximo, pero no tan grande. Eran líneas gruesas. Le pregunté qué significaban. Respondió que las líneas gruesas representaban rutas comerciales. Las otras líneas plenas eran lugares donde ellos iban ocasionalmente, y las líneas con trazos interrumpidos eran expediciones exploratorias. Le pregunté entonces dónde estaba ubicado su punto de procedencia, y me respondió: “¿Dónde están ustedes en esta carta?”. Le contesté sonriendo: “No lo sé”. Dijo entonces: “Si no conoce dónde están ustedes, no hay razón para que yo pueda explicarle de dónde vengo”. Tomó la carta, la enrolló, la depositó en el espacio que había en la pared y lo cerró. Me sentía enteramente estúpida al no saber dónde estaba la Tierra en la carta...». Barney Hill falleció en 1969 de muerte natural, aunque se ha especulado con un deceso producido por radiación recibida en el incidente, aunque esto nunca tuvo un asidero real. Por su parte Betty lo sobrevivió, desarrollando una intensa actividad comunal que la llevó a ser Inspectora del Departamento de Seguridad Social de New Hampshire, ayudando durante mucho tiempo a Marjorie Fish para mejorar su postulado, además de recibir amablemente a numerosos investigadores interesados en este caso, el primero reconocido como abducción y que sin lugar a dudas marcó un hito en la investigación del fenómeno extraterrestre.

El caso del Cabo Valdés



Uno de los casos más sorprendes, en la historia de la Ufología Mundial es el ocurrido en Chile en el año 1976, y que tiene como protagonista a un grupo de soldados Chilenos, al mando del Cabo Valdés. Cuando el grupo de se encontraba de patrulla, el cabo Valdés y cuatro de subalternos vieron un OVNI que descendía a poca distancia de ellos, El cabo a pesar de sentir un gran temor movido por una fuerza interna, se fue acercando al aparato; cuando ya estaba muy cerca de la nave, desapareció repentina y misteriosamente de la vista de sus subalternos. A los quince minutos de ocurrido dicho incidente, el cabo apareció en otro lugar contando una historia increíble: aseguraba que había estado durante cuatro días en unos extraños parajes de otros planetas, donde tras un viaje largo pero rapidísimo, lo habían llevado los tripulantes del OVNI. Naturalmente, sus subalternos no podían creer que esto fuera cierto, ya que estaban seguros de que sólo habían transcurrido 15 minutos desde su desaparición, y pensaban que era una alucinación del cabo, fruto de la excitación tras la visión del objeto extraño y de todo lo que había ocurrido. Y aquí estamos ante uno de los tantos hechos del fenómeno OVNI, que desafían nuestra lógica y nuestra imaginación; si los relojes de los soldados daban cuenta de que habían transcurrido sólo 15 minutos, la crecida de la barba del cabo y su propio reloj digital daban testimonio de que habían sido en realidad cuatro días. Aquí estamos frente uno de los "efectos físicos", más común en los testimonios de las personas abducidas. Esta distorsión del tiempo en el fenómeno OVNI es una cosa muy difícil de entender pero por otra parte, es algo que nos da ciertas claves para comprender el fenómeno en toda su trascendencia. En su libro Secuestrado por extraterrestres el español Antonio Ribera dice: "El cabo Valdés fue sacado de nuestro espacio normal y llevado a otro espacio y a otro tiempo".

El caso de Jason Andrews



Ann Andrews y su esposo Paul crecieron en el sudeste de Londres, y tuvieron lo que se describe como una educación ordinaria, pero han tenido que aprender a hacer frente a situaciones y sucesos extraordinarios a través de los años, que empezaron cuando su hijo Jason nació. Jason ha tenido que soportar abducciones de extraterrestres que comenzaron poco después de su nacimiento, y esto le ha llevado a entender ahora que él es de origen extraterrestre. Sin embargo, la familia no ha llegado a esta conclusión a la ligera. Buscaron respuestas en otros lugares por las muchas cosas extrañas que le estaban ocurriendo a Jason y a la familia. Vieron psiquiatras, psicólogos, especialistas en conducta infantil y muchos otros médicos en busca de una explicación racional para todo. Pero todos decían que no había nada mal en él sea física o mentalmente. Así que se vieron obligados a aceptar la realidad de su situación aún en curso. La pequeña granja en la que vivían en Kent fue el escenario de muchos extraños y a veces angustiosos acontecimientos, a lo largo de los años, incluyendo mutilaciones y muertes de animales, y luces extrañas en el cielo. Y siempre, ha habido observadores en los bosques –figuras silenciosas que mantienen la granja en observación-. A pesar de que les tomó doce años, finalmente han aceptado lo que estaba ocurriendo a su hijo. Hoy en día, si se le pregunta a Jason cuál es en la situación que es más importante para él, siempre dice: "el día de mamá y papá me dijeron que me creían”. Ellos han escrito dos libros sobre su caso: “Abducted – The True Story of Alien Abduction in Rural England” y el más reciente: "Jason". Ann ha empezado a hablar sobre este tema en la esperanza de que tal vez otros niños puedan ser creídos, y puedan recibir la comprensión y el apoyo que tan desesperadamente necesitan para manejar sus propias situaciones de abducción.

Abducciones masivas



También por extraño que parezca las abducciones, no sólo a afectan a una sola persona, sino que también, están las abduciones de carácter masivo. En el año 1969, se produjeron en el pueblo de Vila Velha (Espíritu Santo, Brasil) varias desapariciones de niños que, si bien dieron alguna luz, no explicaron del todo el misterio. En el mes de agosto, durante varios días, estuvieron desapareciendo, aisladamente, niños. Nadie sabía a donde iban a parar. al cabo de un mes y medio, cuando ya los daban por muertos, comenzaron a reaparecer, también aisladamente, deambulando por el pueblo como si fueran autómatas. Cuando sus padres y las autoridades les preguntaron donde habían estado, no recordaban nada de lo que les había pasado en todo ese tiempo. Sin embargo, hubo varios casos en que alguno de los niños dijo que un Señor de Negro lo había invitado a dar un paseo en un automóvil muy elegante y que le había dado un cigarrillo para fumar; a partir de ese momento ya no se acordaba de más. Una niña contó que un señor, también vestido de negro la había llevado a las afueras del pueblo, hasta un aparato raro y brillante, le dijo que era su avión y la invito a dar un paseo, la niña tuvo miedo y le dijo que no, el hombre vestido de negro le dio unos caramelos y le dijo que volviera a su casa.

El caso de Bejamín Solari Parravicini



Bejamín Solari Parravicini (1889-1974), nacido en Buenos Aires, Argentina, fue un pintor y escultor argentino. Fue profesor en el Liceo de España, encargado del departamento de artes en el Banco municipal de Buenos Aires, director de la galería de exhibición de la municipalidad de Buenos Aires y secretario de la asociación para el desarrollo de las artes en 1948. Un pensamiento popular es que fue un profeta y que supuestamente un ángel le enseño a pintar. Fue conocido por las psicografías proféticas que dibujó. Uno de los aspectos más enigmáticos en su vida lo constituyen sus contactos con seres extraterrestres. Según testimonios dignos de crédito (Antonio Ribera, el investigador español, se refirió al caso en uno de sus libros), en 1960 habría sido abducido en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires, a pocos metros del obelisco porteño, y llevado al interior de una nave espacial. En 1968 relató así su experiencia a la prensa: "Tenían ojos sin párpados, son de cabello rubio y de elevada estatura"... "Y entonces vi el sol, inmenso, majestuoso. Ellos son buenos, vienen con fines pacíficos, de investigación. Parece que han elegido un territorio que se llama "Cristianía” Esta historia daba mayor fuerza a las psicografías que aludían a seres extraterrestres y a un futuro en el que la intervención de los mismos salvaría a la humanidad.

El caso de Miguel Herrero Sierra



Este hecho ocurrió el día domingo, 18 de Diciembre de 1977, cuando Miguel Herrero, de Alcalá de Henares (Madrid España), de 34 años de Edad, conductor de profesión, decidió ir a pescar a los pantanos de Buendía. Eran la 5:30 de la mañana cuando empredio el viaje, iba solo en su automóvil, camino en la carretera todo era normal, hasta llegar al cruce con la carretera de Peñalver, siendo aún de noche, de repente se le apagaron todos las luces de su vehículo, en un principio penso que se habían quemados los fusibles del sistema eléctrico, luego se extraño por que también estaban apagadas las luces del tablero, que funcionan con un sistema independiente a las luces exteriores, al bajar del vehículo para revisar los fusibles se dio cuenta que estaban en perfecto estado, al ignorar que era lo que sucedía decidió sacar el vehículo del camino para no provocar un accidente, ya que todavía era de noche. Una vez con el vehículo fuera de la carretera, encendió la calefacción, con el fin de esperar allí hasta el amanecer y seguir luego hasta Sacedón. Entones fue cuando vio en el campo, como a veinte metros, una gran sombra que en un principio pareció una casa, pero el ya conocía el lugar y sabía que no existía casa alguna, penso que podía ser un camión estacionado, sin darle mayor importancia, vio un haz de luz dirigido directamente hacia el parabrisas de su automóvil, al mismo tiempo que alguien le gritaba, «Oiga... oiga... Señor, el del automóvil.» Miguel H. se sobresaltó pero en seguida penso que se podía tratar de alguien pidiendo ayuda desde el vehículo. Así que bajo y se dirigió hacia la luz, al ir acercándose se dio cuenta que no se trataba de un vehículo, puesto que tenia medidas mucho mas grandes que cualquier camión u otro vehículo terrestre conocido por el, se detuvo y comenzó a percibir un olor parecido al de un pinar en las mañanas, pero el olor era tan fuerte que le provoco náuseas y mareos; pero cayo al suelo ya que entre la bruma vio a dos hombres vestidos con ropas blancas que se acercaban.Aunque no perdió la conciencia no podía caminar, y estos hombres lo sujetaron fuertemente por brazos y lo llevaron a ese extraño vehículo, a partir de ese momento para Miguel H. todo es muy confuso. El recuerda haber estado dentro, solo unos 10 a 15 minutos, cuando en realidad fueron tres horas dentro del vehículo, cilindrico, que parecía un sombrero, con una pequeña puerta corredera.La tripulación estaba compuesta por 16 Humanoides, de aspecto exactamente igual al nuestro. Pero la sorpresa más grande fue cuando uno de los que controlaba la nave se dio vuelta hacia el y fue como si estuviera viéndose al espejo. El tripulante media alrededor de 1,60 metros de cabellos castaños y ojos azules, eran tan parecidos que incluso la cicatriz que Miguel tenia en la mejilla izquierda, este humanoide la presentaba a la derecha. Miguel dio un paso hacia delante para tocarlo y asegurarse de que no era un reflejo, pero el que parecía ser el jefe se lo impidió, diciéndole que no lo tocara, ya que era su negativo y esto haría que los dos se destruyeran. Miguel H. confesó que al principio no supo asimilar lo que le estaba ocurriendo, ya que en solo unos minutos se había visto envuelto en un sinfín de acontecimientos extraños, y tenia la sensación de que en cualquier momento los nervios le iban a estallar. Y como si hubiesen adivinado sus pensamientos el que estaba a su lado le dijo: «No te esfuerces, pues si alguien no te lo explica, no lo entenderías nunca.». Miguel Herrero, mientras todo el tiempo que estuvo en la nave no articulo ni una sola palabra, y menos estos seres, Pero en los oídos de Miguel las palabras resonaban como si estuvieran teniendo una conversación normal. Miguel pudo recordar lo que le hablaron dentro de la nave: Que ellos y la nave se desmaterializaban a su propia voluntad, Que no llevaban armas, ya que no las necesitaban porque sólo con crear un campo magnético al rededor de la nave nadie podría acercarse; le explicaron vienen a este planeta desde hace 3.000 años, y que la ruta la encontraron de casualidad, también dijeron que aquí se encontraron con que vivían gentes del espacio exterior, y más específicamente que en el Perú habían vivido otras razas de seres extraterrestres; que estaban realizando experimentos para crear una raza que se fusionara con la raza terrestre.

El caso de Heriberto Garza Medina:



El hecho ocurrió en la ciudad de Puebla, México. Una noche en la que Heriberto G. se encontraba solo en su casa, sentado en la cama, en pijama, viendo la televisión. De repente, vio en frente de él a un individuo alto, rubio de buena presencia, que lo miraba fijamente. No sintió miedo; Unicamente le asalto la duda de como aquel sujeto había logrado entrar a su casa, pues ya todas las puertas estaban cerradas. Resulto que el individuo era un Extraterrestre y que venia a invitarlo a dar un paseo por el espacio. Le prometió que no le pasaría nada y que dentro de un rato estaría de vuelta. Heriberto estuvo de acuerdo y sólo le pidió unos instantes para poder vestirse. El visitante le dijo que no hacía falta, porque nadie lo vería. Heriberto insistió, pues vivía en una calle bien céntrica y, aunque ya era muy tarde, no quería encontrarse con ningún conocido que lo viese en pijama. Al salir de la casa pudo darse cuenta de que, en realidad, nadie los veía, porque ¡eran invisibles! Cuando iban por la acera, le dio un codazo a un transeúnte, para comprobar cómo reaccionaba y observó cómo el sujeto miraba a todas partes para ver quién lo había golpeado, pero no veía a nada. Efectivamente lo llevaron a dar un paseo por el espacio. Pudo, en pocos instantes, contemplar la Tierra desde una gran distancia, y al cabo de un rato, acompañado siempre por el extraño visitante, estaba de nuevo en su casa. A partir de entonces, entabló una buena relación con sus amigos los «Extraterrestres». Con el tiempo Heriberto decía seguir teniendo contacto con sus amigos, pero cada vez sus facultades mentales se iban deteriorando ( Es importante destacar, que era una persona culta, y que tenia a su cargo dos fabricas de cerámicas.), y al poco tiempo desapareció sin dejar rastro alguno, por más que se trato de encontrar su paradero, no se encontró ninguna pista, incluso ni siquiera su propio hijo, se puede explicar como desapareció su padre.

El caso de Próspera Muñoz



El verano de 1947 –en un pueblo de España llamado Jumilla– cambió la vida de una niña llamada Próspera Muñoz. En las inmediaciones de la casa vio como aterrizó un objeto discoidal, del cual salieron dos seres extraterrestres, los cuales iban a abducirla para someterla a pruebas y experimentos. Próspera y Ana, dos niñas de 7 y 11 años respectivamente, ven cómo un objeto discoidal se sitúa, a plena luz del día, en las inmediaciones de une de las ventanas de la casa. De él salen dos seres de entre 1,40 y 1,20 metros de altura, vestidos con trajes blancos ajustadísimos, de cara muy delgada, complexión débil y enormes ojos alargados hacia los laterales, que acaban entrando en la casa y entablando una conversación –bastante anodina, por cierto– con las niñas. A partir de ese momento Ana, la mayor de las dos hermanas, no recuerda prácticamente nada. «Tengo la impresión –afirma en una carta fechada en Febrero de 1986 y dirigida al Investigador José Ruesga– como si en aquellos momentos tuviese veinticuatro o cuarenta y ocho horas en blanco. No sé si se marchó el objeto o si se quedó. Por más que mi hermana intenta que recuerde, no recuerdo nada más». Afortunadamente para nosotros. Próspera ha ido rescatando de su memoria aquellos hechos, rememorándolos con mucha nitidez. Aquellos visitantes, tras pedir un vaso de agua –que nunca llegaron a tomar– e interesarse por las fases de la Luna que aparecían marcadas en un calendario de pared, volvieron a desaparecer, tras asegurar a ambas niñas que regresarían pronto a por una de ellas. Desde su partida, una serie de insólitos acontecimientos rodearon la vida de la familia Muñoz durante los días siguientes: la puerta de la despensa se bloquea, los alimentos se pudren en su interior con inusitada rapidez, como afectados por algún tipo de radiación y los extraños seres acaben reapareciendo al cuarto día llevándose a Próspera a bordo de un OVNI estacionado, en plena noche, sobre un gran campo de olivos. Una vez dentro le enseñan, a través de una especie de gran «pantalla de cine», escenas cotidianas de Próspera y su familia tal y como –al parecer– fueron recogidas por los tripulantes de aquel OVNI días atrás. Como sucede en tantos otros casos de abducción, a Próspera la tumban sobre una camilla y realizan sobre ella una serie de análisis médicos que concluyen con una especie de operación quirúrgica en la que le es insertado una especie de «microcápsula» en la base del cuello… Y después, más de tres décadas de silencio.

El caso de Nelly y Andrew



En Australia,ambas personas vieron un extraño objeto volador siguiéndolos por la carretera, se detuvieron y a un lado de la carretera se encuentran con un ser extraterrestre del tipo gris de gran estatura. Los exámenes médicos realizados luego a Nelly, determinaron que había estado embarazada y había tenido un aborto, además tenía síntomas de haber sido sometida recientemente a una cirugía.

Abducción en la Antigüedad



Así, hay creyentes en el fenómeno de la abducción, que igualmente afirman también que varios personajes de la antigüedad, tales como algunos personajes indicados en relatos bíblicos y pre-bíblicos habrían sido abducidos en supuestas «nubes» o carros de fuego a través los cuales «ascendieron a los cielos». El caso del profeta Ezequiel, o de Elías (ascendiando al Cielo a través de un carro de fuego que provenía del cielo), o incluso la Virgen María o el propio Jesucristo (subiendo ambos al Reino de Dios a través de una nube) hace lanzar a algunos ufólogos la idea de que el fenómeno no es solamente actual, sino que existió a través de los años, incluso en la más remota antigüedad.



Frente a estos argumentos, los críticos, la comunidad científica y escépticos indican que la hipótesis de la abducción no deja de ser una explicación ad hoc ya que las nubes y carros de fuego podrían ser metáforas para un relato religioso y no hay ninguna evidencia de que esos relatos deban ser interpretados de otra forma. Aunque para otros no se trataría de una explicación ad hoc, sino de un argumento desde la ignorancia: no se sabe con un 100% de seguridad a que se refieren esas historias, por lo tanto «tienen que tratarse de extraterrestres». El argumento desde la ignorancia es aplicable a muchas de las afirmaciones de vida extraterrestre visitándonos.


El caso de Robert Taylor



Acompañado de su perro, Taylor se dirigía en su furgoneta a examinar unos árboles jóvenes del bosque, situados en una zona cercana a la autopista M8, que comunica Edimburgo con Glasgow. Detuvo la furgoneta y se encaminó al lugar que quería inspeccionar. Cuando levantó la vista se quedó atónito ante lo que veía: en el claro había un objeto flotando en el aire, encima de él. El objeto medía unos 6 m de ancho por 3,65 de alto; era casi esférico, pero tenía un reborde parecido al ala de un sombrero. De ese borde salían hacia arriba lo que parecían unas hélices inmóviles. Por detrás, y en el cuerpo principal del objeto, se veía el perfil de unas portillas, o por lo menos un trozo de un color diferente. El objeto era más oscuro en la parte de debajo del borde, y al testigo le dio la sensación de que quizá estuviera intentando camuflarse creando una especie de niebla. El señor Taylor no estaba seguro de si el objeto era transparente o reflectante, pero le pareció que su color normal era de un gris apagado, y que tenía la textura del papel de lija. Pero las verdaderas sorpresas todavía no habían llegado… Unos segundos después de haber divisado el objeto, dos pequeñas esferas apoyadas sobre unas puntas salieron de su interior o de debajo, y avanzaron balanceándose hacia donde estaba Taylor. Medían unos 90 cm de ancho y eran de un gris apagado, como el del cuerpo de la nave. Cuando llegaron hasta él, cada una de las esferas se agarró a una pierna, y lo arrastraron hacia el objeto. Estaba aturdido por un olor muy fuerte, y terminó por desmayarse. Cuando volvió en sí, los objetos se habían ido y el perro saltaba a su alrededor muy excitado. Aparentemente había perdido la voz, y le costaba mantenerse de pie. Se vio obligado a andar a rastras unos 80 m hasta llegar a su furgoneta, pero, en su desesperación por marcharse de allí, se metió en un lodazal y tuvo que irse andando a casa. Cuatro horas después tenía un dolor de cabeza enorme y una sed que no desapareció en dos días. Las investigaciones realizadas en el lugar del suceso demostraron la existencia de marcas en el suelo, que correspondían a las puntas de las esferas. Los destrozos de sus pantalones tenían una importancia especial: éstos eran de estameña azul muy resistente, pero cada una de las piernas estaba desgarrada, justo en el lugar donde los objetos esféricos le habían agarrado. Los desgarrones tenían una trayectoria ascendente, lo cual sugería que se habían producido cuando le arrastraban; la Asociación Británica para la Investigación de los Ovnis conservó los pantalones por si tenían que ser sometidos a un posterior análisis. En cuanto al propio testigo, se le describe como un hombre honesto y responsable, no precisamente el tipo de persona que se dedica a gastar bromas. Cuando se investigaron sus circunstancias personales, se encontraron con una persona que apenas bebía alcohol, que normalmente tenía una salud buena, y que no presentaba un historial de enfermedades mentales, ni padecía dolores de cabeza ni pérdidas de conocimiento. Según el examen médico, estaba bien del oído y usaba gafas sólo para leer. Quizá con alguna reticencia,cree que vio una nave extraterrestre y unos robots. Durante cierto tiempo llevó una cámara fotográfica por si volvía a encontrárselos. Como en muchos otros casos, sigue abierta la cuestión de si esa experiencia fue real o fue algo inventado por el propio Taylor. Sin embargo, la minuciosa investigación llevada a cabo por Steuart Campbell sugiere que las huellas del suelo y la evidencia física encontrada no demuestran suficientemente el argumento de que no había ningún objeto físico presente. Por otra parte, la investigación también sugirió que no era probable que el objeto estuviera hecho por seres humanos, puesto que no había ningún fabricante de ese tipo de objetos en las proximidades. De todas formas, es muy extraño que un objeto como ése, que volaba hacia el claro de un bosque, no hubiera llamado la atención de ningún conductor que circulara por la autopista M8, una de las más transitadas de Escocia. Aunque se produjo en un lugar muy cercano a la autopista, el encuentro en sí mismo no se podía haberse visto, puesto que los árboles tapaban el claro. En cualquier caso, sí se hubiera visto la trayectoria del vuelo, pero no se produjo ni una declaración que corroborara el suceso. ¿Apareció el objeto en el claro de alguna otra manera, o se trató de algún fenómeno natural que no percibió Taylor.


2 comentarios:

Sony dijo...

el caso que conocia es el de parravicini,ya que al leer sus profesias hacia mension sobre esto.
lo que creo es que no puede haber tanta gente coincidiendo en muchas cosas,asi que respeto las experiencias vividas por estas personas,mas alla de la incredulidad de muchos otros.
un abrazo y gracias por tu visita.

eric dijo...

hola sony me llamo eric encanto tu blog he leido algunos topicos en verdad muy bueno sigue asi muchos besos cuidate mucho

mariposas

.....

.....