"Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido. Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche. Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro. Toma una lágrima, ponla en el rostro de quien nunca ha llorado. Toma la Valentía, ponla en el ánimo de quien no sabe luchar. Descubre la Vida, nárrala a quien no sabe entenderla. Toma la Esperanza y vive en su Luz. Toma la Bondad y dónala a quien no sabe donar. Descubre el Amor y hazlo conocer al mundo". Mahatma Gandhi

29 agosto 2009



"El escalofriante caso de la niña secuestrada durante 18 años sacude a EE.UU"

Fue raptada a los 11 años por un hombre casado, que la mantuvo aislada. Tuvo dos hijas con ella. El secuestrador, con delirios místicos, habló con un canal y dijo que era una historia "impactante y reconfortante".

10 de junio de 1991. Jaycee Lee Dugard camina hacia la parada de ómnibus en la localidad de South Lake Tahoe, a unos 200 km de San Francisco. Un vehículo ocupado por una pareja se acerca a ella y la secuestra ante los ojos de su padrastro. Fue la última vez que la vieron y supieron de ella. Hasta ayer. La joven que hoy tiene 29 años logró presentarse en una comisaría y hacer ella misma la denuncia: "Soy la nena que secuestraron hace 18 años", le contó a los policías.

El caso, que se conoció anoche, sacude a Estados Unidos. En especial, luego de que se supiera que la joven tuvo dos hijas con su captor y después de que el hombre acusado de secuestrarla saliera hoy a hacer declaraciones radiales.

Phillip Garrido, de 58 años, a quien sus vecinos y conocidos describen como un hombre ultrarreligioso dijo en una cruda entrevista telefónica con un canal local: "Van a caerse de espaldas y al final descubrirán la historia más impactante y reconfortante".

En declaraciones a la cadena KCRA, tras haber sido detenido por el secuestro de Jaycee Lee, Garrido aseguró que pronto se descubrirá "la historia más impactante y reconfortante. Solo esperen" y agregó que estuvo ocupado en los últimos años en cambiar completamente su vida.

"Tenía a estas dos niñas pequeñas (las hijas que concibió con Jaycee Lee). Ellas se dormían en mis brazos todas las noches desde que nacieron. Nunca las besé, hay que ir lentamente", confesó Garrido. Según el diario Sacramento Bee, las hijas de Jaycee Lee y Garrido tendrían ahora 15 y 11 años.

Jaycee Lee apareció esta semana porque Garrido, bajo régimen de libertad condicional por delitos sexuales anteriores -incluso uno que le valió la cárcel en 1971-, llamó la atención de la Policía al ser visto con dos mujeres y unas menores en la Universidad de Berkeley, norte de California, mientras repartía panfletos religiosos.

El hombre fue convocado a la comisaría, algo habitual en personas condenadas a libertad condicional. Garrido se presentó el miércoles con su esposa, Jaycee Lee y sus dos hijas. Durante, ese interrogatorio, la joven de 29 años se presentó como "Allissa", pero terminó por confesar su verdadera identidad y su historia.

Según Fred Kollar, de la comisaría del condado de El Dorado, al este de San Francisco, Jaycee Lee y sus dos hijas concebidas en cautiverio "nunca fueron ni a la escuela ni al médico. Todas fueron mantenidas en total aislamiento", indicó. La esposa de Garrido, Nancy de 54 años también fue detenida acusada de complicidad.

Mientras estuvo en cautiverio, el pequeño mundo de Jaycee Lee se redujo a unas mantas apiladas, una ducha provisoria y un baño exterior en el fondo de la casa de los Garrido.

Los vecinos declararon haber visto a las nenas, pero no a la joven de 29 años. Incluso, los oficiales encargados de controlar a Garrido aseguraron que nunca notaron nada extraño en la casa de este hombre que se convirtió en un fanático religioso.

"Lamento que Jaycee haya pasado por todo esto. Cómo pudo encerrarla por 18 años. Sin escuela, sin médico, sin dentista. Las niñas nunca fueron a un médico o un dentista. Sin vida", dijo Carl Probyn el padrastro de la joven de 29 años y agregó: el secuestro "arruinó mi matrimonio. He vivido un infierno. Fui sospechoso hasta ayer''.

Por su parte, el hermano mayor de Garrido, Ron de 65 años, dijo que "es todo tan estrambótico, pero lo creo" y recordó que el sospechoso abusaba de drogas cuando era joven y sufría neurosis sexuales. Nancy "hacía todo lo que él le exigía", contó Ron Garrido y comparó la influencia de su hermano sobre su esposa con la del líder de un la secta "La Familia", Charles Manson, y sus seguidores.

Los delirios místicos de Garrido quedaron plasmados en un blog en el que escribió: "El Creador me dio la capacidad de hablar la lengua de los ángeles, así que puedo lanzar su mensaje de despertar y salvar al mundo entero".

Este caso recuerda al de la austríaca Natascha Kampusch, secuestrada durante ocho años hasta que pudo escapar, y al de Elisabeth Fritzl, encerrada y violada en un sótano durante 24 años por su padre, conocido como "el monstruo de Amstetten", con quien tuvo varios hijos.




1 comentario:

Sony dijo...

menos mal que ha salido todo a la luz y ya esta mujer esta de vuelta en su casa con sus padres,ojala puedan recuperar los años perdidos que tuvo que sufrir al lado de un depravado.cuantos niños desaparecidos hay que llevan años sus padres sin saber donde estan.al menos los padres de esta chica han vuelto a sonreir despues de tantos años de angustia.

papa noel

.....

.....