"Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido. Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche. Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro. Toma una lágrima, ponla en el rostro de quien nunca ha llorado. Toma la Valentía, ponla en el ánimo de quien no sabe luchar. Descubre la Vida, nárrala a quien no sabe entenderla. Toma la Esperanza y vive en su Luz. Toma la Bondad y dónala a quien no sabe donar. Descubre el Amor y hazlo conocer al mundo". Mahatma Gandhi

14 agosto 2009




"Los símbolos del billete de un dólar"

Un simple billete de un dólar parece una moneda sin más misterio en si mismo, pero el billete de un dólar norteamericano encierra una cantidad de símbolos que pasan desapercibidos a simple vista. La próxima vez que veáis uno seguro que lo mirareis con otros ojos.

En 1934 el ministro de agricultura Wallace propone a Roosevelt que se inserten las dos caras del Gran Sello de los EEUU en el anverso de los billetes de un dólar. El encargado de dar la orden ejecutiva, con quien Wallace discute el proyecto, es el secretario del Tesoro y también masón, Henry Morgenthau. Tanto ellos como el secretario de Estado Cordell Hull están convencidos de que es un poderoso símbolo de la Nueva Era o New Age hacia la que intentan impulsar a su nación, a través de la política progresista mundialmente conocido como New Deal.

Veamos brevemente el simbolismo esotérico que encierra el billete de un dólar americano:

- En él se repite 7 veces el 13: es el numero de flechas, de hojas en la rama de olivo, de estrellas con cinco puntas (símbolo masónico por excelencia) y de barras verticales en el escudo del anverso, además de los 13 escalones de la pirámide del reverso y de las letras de las leyendas superiores de ambas caras.

- El águila del anverso, símbolo solar egipcio de la iniciación, sustituyo en 1841 como pájaro nacional de los EEUU al fénix del diseño inicial, cuya cola tiene plumas rojas y azules, colores que formarán la bandera americana.

- Sus alas muestran 32 y 33 plumas, una referencia a los 32 grados del Rito Escocés y al honorario 33º.

- En su boca hay un pergamino con la frase E pluribus unum, una referencia a que por la integración de las 13 colonias iniciales en una sola nación muchos se convierten en uno, pero también a que los antiguos iniciados creían que todos los dioses son manifestaciones de Uno.

- La pirámide truncada muestra 72 piedras, un número sagrado que también alude a la estrellas de 5 puntas cuyos ángulos tienen 72º. Representa la represión de la antigua sabiduría y a las sociedades secretas en que aquella se refugió, cuyos escalones iniciáticos están distanciados de su cúspide invisible y omnisciente: “el ojo que todo lo ve” dentro de un triángulo. Este es el símbolo masónico del Gran arquitecto del Universo que todo lo ilumina, el Ojo de Horus y Ra; y la piedra angular que falta en la Gran Pirámide y que antaño atraería fuerzas cósmicas capaces de iluminar y regenerar al iniciado en las cámaras interiores.

- Por encima del ojo, la leyenda Annuit Coeptis (Él favorece nuestro comienzo) expresa la creencia de los fundadores en que el nacimiento de EEUU tiene una inspiración divina.

- En el escalón inferior, una cifra en 9 números romanos: 1776, año de la Independencia pero también de la fundación de los iluminados de Baviera.

- Bajo el mismo, el emblema de Novas Ordo Seculorum (Nuevo Orden de los Siglos o de las Eras) sugiere que quienes crearon el Sello hace dos siglos pretendían que la fundación de EEUU supusiera el cambio utópico anhelado por los iniciados a través de los siglos. Wallace veía en él todo un símbolo del New Deal.

Para Roosevelt y Wallace la creación del billete de un dólar cargado de símbolos poderosos equivaldría a introducir un talismán de prosperidad en el bolsillo de cada norteamericano.




"El niño sin sueños "

¿Se imaginan estar más de tres años seguidos sin dormir? Inquietante. ¿Verdad? Pues eso es, precisamente, lo que le ocurre a Rhett Lamb, un pequeño de tres años residente en Florida (EE UU).

Desde que nació, Rhett no sabe lo que es una siesta, ni tampoco conoce los efectos positivos de dormir durante toda la noche. La culpa de esta anomalía médica la tiene una extraña dolencia conocida como “Mal de Chiari”.

Quienes la sufren nacen con un cráneo de pequeñas dimensiones, lo que provoca un incremento de presión sobre el cerebro, impidiendo el proceso normal del sueño. Los padres del pequeño se turnan día y noche para cuidar de Rhett, ya que esta activo las 24h del día.

Por el momento no se conoce una cura para la enfermedad, aunque los padres del niño confían en que una cirugía experimental a la que va a ser sometido, le libre del problema y le permita, al fin, disfrutar de un muy merecido sueño reparador.



1 comentario:

Sony dijo...

no sabia que un simple billete de dolar tuviera tantas cosas,aunque para observarlas hay que mirarlas con lupa,ya que a simple vista no se observa mucho.
en cuanto al pequeño con esa rara enfermedad,ojala pronto se descubra una cura,porque debe ser agotador no solo para los padres en su cuidado,sino para el niño que aun no sabe lo que es poder descansar,asombroso,verdad?

papa noel

.....

.....