"Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido. Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche. Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro. Toma una lágrima, ponla en el rostro de quien nunca ha llorado. Toma la Valentía, ponla en el ánimo de quien no sabe luchar. Descubre la Vida, nárrala a quien no sabe entenderla. Toma la Esperanza y vive en su Luz. Toma la Bondad y dónala a quien no sabe donar. Descubre el Amor y hazlo conocer al mundo". Mahatma Gandhi

14 septiembre 2009




"Dónde murió Leonardo Da Vinci????

Tras un largo viaje a lomos de un borriquito, el anciano Leonardo da Vinci llegó a la ciudad real de Amboise, en las orillas del Loira. Invitado, recibido y acogido por el rey de Francia, Francisco I, con el que tuvo una relación casi filial, el genio toscano fue instalado en el Clos Lucé, el castillo en el que pasaría los tres últimos años de su vida.

El 2 de mayo de 1519 Leonardo da Vinci entregó su espíritu. Le acompañaba en su lecho de muerte el rey de Francia, Francisco I, considerado por él como un hijo. El maestro del Renacimiento se despedía de este mundo a centenares de kilómetros de Florencia, en su pequeño castillo de Amboise, en el Valle del Loire, le Clos Lucé.

El genio toscano había aceptado tres años antes la invitación del rey que le alojó en este castillo a pocos metros del suyo. Da Vinci no dejó de trabajar en sus inventos y máquinas cuyas replicas son hoy expuestas en el sótano del edificio: carros de combate, máquinas voladoras…

Es fácil imaginar cómo vivía el padre de La Monalisa durante la visita a las dependencias de su última morada: su gabinete de trabajo, su habitación, la capilla, la cocina, las salas renacentistas donde pintaba o escuchaba música.

Además de interesante, el Clos Lucé es un lugar de sosiego. Merece la pena pasear por el jardín del castillo en el que se ha diseñado un recorrido por las reflexiones de Leonardo sobre el hombre y la naturaleza. Los visitantes descubren las fuentes de inspiración del maestro, escuchan sus pensamientos y disfrutan de la belleza de sus dibujos y retratos reproducidos en gigantescas telas traslúcidas.

Por último, tras este paseo entre el verdor de las plantas del botánico Da Vinci y las cascadas que él tanto admirada, nada mejor que disfrutar de la cocina del Renacimiento que ofrece L'Auberge du Prieuré, en el dominio del castillo.






No hay comentarios:

mariposas

.....

.....