"Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido. Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche. Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro. Toma una lágrima, ponla en el rostro de quien nunca ha llorado. Toma la Valentía, ponla en el ánimo de quien no sabe luchar. Descubre la Vida, nárrala a quien no sabe entenderla. Toma la Esperanza y vive en su Luz. Toma la Bondad y dónala a quien no sabe donar. Descubre el Amor y hazlo conocer al mundo". Mahatma Gandhi

03 enero 2010



"EE.UU lanzará un plan Marshall para instalar escaner es los aeropuertos"

Donará aparatos a «capitales conflictivas» y habrá que presentarse tres horas antes del vuelo; los cacheos serán más minuciosos .

Aeropuertos

Con la llegada del nuevo año llega también una oleada de nuevas y estrictas normas de seguridad en los aeropuertos del mundo, empezando por Estados Unidos. En lo sucesivo habrá que presentarse a los vuelos con tres horas de antelación para pasar todos los controles, que serán por lo menos dos. Las novedades incluyen más vigilancia con perros, cacheos mucho más minuciosos y la universalización del escáner corporal.


De todos los fallos de seguridad que han rodeado el atentado de Detroit, uno de los más criticados es el hecho de que Omar Faruk Abdulmutalab pudo salir de Amsterdam con dirección a EE.UU. sin pasar por uno de los 15 escáneres corporales de que disponía el aeropuerto de Schiphol. La explicación que se ha dado es que precisamente los viajeros a EE.UU. estaban exentos de este control por las protestas en este país de organismos defensores de los derechos civiles.

Polémica del cuerpo desnudo




La seguridad, lo primero

Existen básicamente dos tipos de escáneres de todo el cuerpo, los que utilizan rayos X y los que utilizan unas microondas menos potentes que los rayos X, pero capaces de dibujar un retrato bastante completo y sugestivo del cuerpo desnudo del pasajero escaneado.
Hasta ahora se consideraba que este tipo de control era muy agresivo y no se le imponía a nadie. Sólo se usaba a discreción del pasajero para ahorrarse otros controles -por ejemplo, ser cacheado a mano- o cuando anteriores controles habían levantado sospechas. En el caso de Abdulmutalab era difícil que ningún otro tipo de control detectara que llevaba pentrita en la entrepierna.
Las partes pudendas del cuerpo son las que con menos convicción se cachean. Son pocos los agentes de este trabajo que quieren exponerse a situaciones desagradables. En lo sucesivo Estados Unidos sopesa elaborar reglas bastante estrictas que definan cómo y cuándo un policía puede meter la mano entre los senos o las ingles.



No hay manera de conciliar una seguridad al cien por cien con una privacidad al cien por cien. Hoy soplan vientos favorables a priorizar la primera y sacrificar la segunda. EE.UU. ha ordenado la compra inmediata de 150 escáneres corporales más para diseminarlos en sus aeropuertos y también ha desatado una auténtica campaña para que se imponga su uso en todos los grandes aeropuertos internacionales.

En el de Amsterdam a partir de ahora no podrá eludir el escáner corporal ningún pasajero que vuele a EE.UU. Se intenta hacer valer la misma norma para toda la UE, aunque varios países se resisten. El Gobierno británico ya ha anunciado que podría instalar los polémicos escáneres corporales. Alemania también está inmersa en el debate sobre la idoneidad o no del uso de los escáneres corporales, aunque ya se han iniciado pruebas para su implantación.
La UE no ha autorizado por el momento la instalación de esos aparatos de manera generalizada en los aeropuertos por la oposición manifiesta de la Eurocámara, en octubre de 2008, a su implantación.



EE.UU. donó cuatro escáneres corporales a Nigeria en 2008 pero resulta que Abdulmutalab no pasó ninguno. Hasta ahora sólo se usaban ocasionalmente y para perseguir a narcotraficantes de drogas. Previsiblemente en el futuro habrá un «Plan Marshall» de donaciones de escáneres corporales a muchos aeropuertos conflictivos del planeta. Pero la pregunta es, ¿hasta qué punto podrán los EE.UU. imponer qué se hace fuera de sus fronteras? No sólo hay un problema de soberanía, hay quien cree que las máquinas no lo son todo.

Australia y Canadá

Prefieren más cacheos

Por ejemplo en el aeropuerto de Brisbane, en Australia, los pasajeros tienden a pasar menos controles mecánicos y más humanos. En Canadá, durante las primeras 24 horas posteriores al atentado fallido de Detroit se prohibió todo equipaje de mano en los vuelos a EE.UU. Sólo se podía subir a bordo trece ítems muy concretos, tales como carteras pequeñas, abrigos, ordenadores portátiles, cámaras de fotos, instrumentos o reproductores musicales, bolsas de pañales, medicamentos esenciales, muletas, bastones necesarios para andar o caminadores. Todo lo demás tenía que ser facturado.

¿Cámaras en los baños?




Las autoridades canadienses estudian convertir la medida en permanente y en cambio se muestran remisos a universalizar el escáner corporal. Todo apunta a que podríamos encaminarnos a un doble rasero de seguridad aeroportuario: uno para salir o entrar de EE.UU. y el otro para el resto del mundo.


EE.UU. se muestra deliberadamente vago sobre el alcance de sus nuevas medidas de seguridad, pero lo que ya se conoce de ellas ha empezado a encender alarmas. A la conocida restricción de la capacidad de llevar más de 100 mililitros de líquidos en cabina se suma la de no poder llevar más de un bulto de mano, no poder formar corrillo cerca de los baños y no poder levantarse ni para usarlos en caso de emergencia durante la última hora de vuelo. Se habla incluso de poner cámaras que monitoricen los baños.



"Un periodista asegura que un Ovni acompañó la llegada del hombre a la luna"

La llegada del hombre a la luna, hace cuatro décadas, habría tenido como testigo inesperado a una nave extraterrestre, relata uno de los astronautas estadounidenses que protagonizó la hazaña en un libro de próxima publicación en Bolivia.

“Es el secreto mejor guardado por la Nasa en medio siglo de carrera espacial”, dijo este sábado el periodista y escritor boliviano Eduardo Ascarrunz, autor de la novela histórica “El Salar de Maravilla” que contiene el relato del astronauta Edwin “Buzz” Aldrin sobre el supuesto encuentro con un ovni.

En una entrevista con Reuters, el autor dijo que obtuvo la revelación de Aldrin hace diez años, pero sólo se decidió a publicarla, con la aprobación del astronauta, cuando consideró que la opinión pública mundial estaba preparada para la novedad.

Aldrin fue el segundo hombre que pisó la luna el 20 de julio de 1969, minutos después de que lo hiciera Neil Armstrong, en la histórica misión Apolo XI que completaba el también estadounidense Michael Collins.

Según la obra, que se refiere tanto al ovni como a una serie de visitas posteriores de Aldrin al salar de Uyuni, en el altiplano boliviano, los astronautas reportaron al centro de control de la Nasa en Houston, Estados Unidos, que una supuesta nave “semiesférica” los escoltaba al llegar a la Luna.

“Aquí estamos los tres... ellos están aquí, debajo de nuestra nave... hemos encontrado unos visitantes”, dijo Armstrong a Houston, recibiendo como respuesta el pedido de que sea más preciso, relató Aldrin.

Se produjo luego el siguiente diálogo, de acuerdo con el testimonio del astronauta:

Aldrin: “Te estoy diciendo que aquí afuera hay otra nave espacial. Ellos están al otro lado del cráter”.

Houston: “¿Ustedes han conseguido filmar?”

Aldrin: “Ningún filme por el momento, las cámaras están fotografiando otros objetivos. Ellos están ahí abajo, están acercándose a la Luna junto a nosotros, viéndonos”.
Houston: “¿Que los están viendo?”

Aldrin: “Sí, no estamos solos”.

Con la revelación de Aldrin, “el 20 de julio de 1969 tiene un significado más importante aún que el hecho de haber logrado que el hombre posase sus pies en la luna: ese día, a la hora del descenso, Armstrong, Aldrin y Collins constataron que los seres humanos coexistimos con otras criaturas en el Universo”, dijo Ascarrunz.

Agregó que la Nasa probablemente impuso el secreto para evitar que el suceso “echara sombra al superobjetivo de la misión Apolo XI: llegar a la Luna antes que su gran contendor en la carrera espacial, la entonces Unión Soviética”.

Astronauta en el salar

El autor reveló que obtuvo el relato de Aldrin cuando ubicó al astronauta -por intermedio del periodista estadounidense Bo García y de una funcionaria de la embajada del país norteamericano en La Paz- para que confirmara que había identificado al salar de Uyuni como el origen de un destello que observó desde la Luna.

“Una vez pasada la parafernalia de los héroes del espacio, Aldrin estableció que el punto refulgente resultó ser el salar de Uyuni, que visitó luego y donde conoció a un sabio aymara-quechua que le dijo haber seguido el viaje a la Luna desde el medio del inmenso plato de sal y por una radio portátil”, dijo.

Ascarrunz indicó que Aldrin le confesó haber visitado varias veces el salar a partir de la década de 1970, en algunos casos acompañado por su padre, para conversar largamente con el sabio andino e incluso hospedarse en la cueva prehistórica que éste utilizaba como vivienda.

“Enterado de las visitas periódicas de Buzz Aldrin al salar, le pedí, Bo García mediante, que me hiciera partícipe de sus relatos al sabio. Lo hizo, en cinco cuartillas”, dijo el autor, mostrando copias de los mensajes de correo electrónico que intercambió con Aldrin.

Añadió que “gracias a esa anécdota, tomó cuerpo 'El Salar de Maravilla', que en lo fundamental aspira a ser la punta del iceberg del destape de la cultura andina, guardada, con más celo que la Nasa, durante casi quinientos años en el entorno del salar”.

El salar, de 12.000 kilómetros cuadrados de extensión y a casi 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar, es conocido como una de las principales atracciones turísticas de la empobrecida Bolivia y como el mayor reservorio mundial de litio.


3 comentarios:

Sony dijo...

terminaremos subiendo desnudos a los aviones,porque ya de por si es engorroso pasar largas colas y medidas de seguridad,pero en fin,todo sea por volar mas tranquilos y seguros arriba de los aviones.
en cuanto a lo publicado por el periodista boliviano sobre los ovnis que acompañaron a la expedicion del apolo a la luna,creo que este hecho no sopreprende a muchos,hubo otros astronautas de aquella expedicion que tambien lo afirmaron,pero por que se oculto esto,donde estan aquellas pruebas que revelan este episodio?
como siempre tendremos que esperar 20 años mas para saber la verdad?

Adriana Alba dijo...

Cuánta seguridad!!! si es para bien, bienvenida nunca es mucho cuando se trata de prevenir, y con respecto a la expedición Apolo, hay muchas incógnitas y misterios que no creo que sean develados...ahora yo me pregunto? si se nos dijera toda la verdad, que cosas cambiarían en nosotros?

para reflexionar?

abrazos luminosos!!!!

Sony dijo...

las cosas que cambiarian en nosotros no lo se adriana,lo que si se es que cuando el rio suena agua trae y hace rato que este tipo de informaciones se han dado a conocer,quizas la humanidad no este aun preparada para conocer ciertas cosas que rodean a nuestro universo,pero quien determina eso?
un abrazo para ti adriana y para erika y buena semana para las dos.

mariposas

.....

.....