"Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido. Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche. Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro. Toma una lágrima, ponla en el rostro de quien nunca ha llorado. Toma la Valentía, ponla en el ánimo de quien no sabe luchar. Descubre la Vida, nárrala a quien no sabe entenderla. Toma la Esperanza y vive en su Luz. Toma la Bondad y dónala a quien no sabe donar. Descubre el Amor y hazlo conocer al mundo". Mahatma Gandhi

15 febrero 2010





"El tren transiveriano"


Es una de las más impresionantes obras hechas por el hombre, hasta hoy todo aquel que lo ha utilizado no puede dejar de maravillarse de la magnitud de esta obra, que recorre la cuarta parte del planeta.





El zar Nicolás II quería unir toda Rusia en una sola vía de comunicación. Al no contar con los recursos necesarios, recurrió a Francia para recibir empréstitos para la obra. La construcción del tren comenzó en 1891, con una proyección estimada en cuatro años para el trazado entre Moscú y Vladivostok (en el Pacífico). Pero el tren fue mal planificado. Para ahorrar materiales, se utilizó poco hierro y madera de mala calidad, todo ello una base de suelo poco estudiada. Tras varios empréstitos, la obra que cubría 8000 kilómetros fue terminada el 21 de julio de 1904.




La primera prueba de fuego la tendría pronto, cuando estalló la guerra Ruso-Japonesa en ese año. De inmediato la mala planificación cobró caro: los rieles cedían ante el paso del tren, y las estructuras eran tan débiles que resultó siendo un "aliado" para los japoneses. Para colmo la ruta era de una sola vía. Tras este desastre el trazado tuvo que remodelarse, finalizando en 1916, con un aumento de la distancia hasta llegar a los 9198 kilómetros. Durante la Guerra Fría, se puso una segunda vía a la ruta.




El Tren Transiberiano con sus 500 metros de vagones recorre siete distintos husos horarios en casi ocho días. La mayoría usa este medio de transporte para recorridos cortos, pero sin duda son los aventureros los que usan el tren como una guía de cómo el mundo puede ser tan grande y pequeño a la vez.





3 comentarios:

Sony dijo...

los trenes son mi pasion,si pudiera recorreria paises enteros,disfrutando de la magia de los paisajes y de la comodidad de estos trenes como el transiveriano.


un brazo para todos los que nos visitan!!!!!!!!

TIHADA dijo...

HOLA CHICAS! CON UN TREN ASÍ YO TAMBIÉN RECORRERÍA TODO EL MUNDO!
HE VIAJADO EN TREN EN UNA ÉPOCA QUE VENDÍAN CAFÉ CON LECHE Y LA GENTE LLEVABA UNOS CANASTOS CON MUCHA COMIDA QUE SACABAN ENSEGUIDA QUE ARRANCABA EL TREN...¡Y LA TIERRA QUE VOLABA! JAJA, TODA UNA AVENTURA, POR ESO ME ENCANTABA.
UN ABRAZO!!!

Sony dijo...

eran otras epocas hihada,ahora es un lujo viajar en estos trenes,dan ganas de quedaerse a vivir dentro de ellos,sin querer que acabe nuestro viaje.

un fuerte abrazo para ti y muchas gracias por visitarnos y seguirnos.

mariposas

.....

.....