"Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido. Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche. Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro. Toma una lágrima, ponla en el rostro de quien nunca ha llorado. Toma la Valentía, ponla en el ánimo de quien no sabe luchar. Descubre la Vida, nárrala a quien no sabe entenderla. Toma la Esperanza y vive en su Luz. Toma la Bondad y dónala a quien no sabe donar. Descubre el Amor y hazlo conocer al mundo". Mahatma Gandhi

06 mayo 2010



"Los ‘amigos invisibles’ de los niños"

En su habitación o en cualquier rincón tranquilo de la casa, el niño o la niña, especialmente si tiene entre los tres y los cinco años, juega y a la vez ‘finge’ que habla con alguien, le enseña sus juguetes, le cuenta cosas de la escuela o de la familia, ríe y mantiene muchos ratos la mirada fija en un lugar concreto de la estancia. Su comportamiento es tan natural, se expresa de una forma tan auténtica, que sus progenitores llegan a a sentir temor, porque todo da la impresión de que, en efecto, hay alguien presente junto al niño, que ellos no pueden ver.

¿Cuántas veces hemos oído hablar de casos similares, o los hemos vivido en nuestro propio hogar? ¿Recordamos lo que hacíamos en los juegos de nuestra propia infancia? Innumerables veces, los padres acuden a consultar a algún psicólogo o psiquiatra infantil; quien, al no encontrar ningún problema especial en el niño, acaba resolviendo que se trata del ‘síndrome del amigo invisible’, que se resuelve de forma natural con el desarrollo del niño y que los padres no tienen porqué preocuparse.

Pero aunque la psicología insista en que ese ‘amigo invisible’ es una fantasía infantil, no puede ni debe descartarse la posibilidad, estudiada y aventurada por muchos investigadores de este tipo de fenómenos, de que la mente de los niños tenga acceso a planos de existencia desconocidos u olvidados por los adultos. Una capacidad que se pierde poco a poco, cuando el niño comienza a ir a la escuela o a progresar en su evolución intelectual.

Sería bueno recordar lo que dijo el filósofo griego Sócrates: “Desde mi niñez me acompaña, por disposición del cielo, un ser casi divino, cuya voz me desaconseja algunas veces de hacer alguna cosa, pero que nunca me insta a realizar algo”.

El físico cuántico Fred Alan Wolf destaca, a su vez, que “los niños tienen la capacidad hasta los cinco años de atravesar otras realidades, y luego se les dice que dejen de jugar con sus amigos invisibles y cosas por el estilo, y cuando llegan a los catorce años han perdido por completo dicha capacidad”.

Nuestra civilización moderna y materialista nos ha hecho olvidar ese ‘mundo fantástico (?)’. Pero los niños, con su inocencia y pureza de espíritu, siguen gozando del don de ver y hablar con gnomos, hadas o duendes… o con sus ángeles de la guarda.

Para ellos es algo tan natural y lógico, que sólo debería producirnos envidia.

amigoimaginario01

La etapa del pensamiento mágico

Por ello, si frecuentemente encuentras a tu hijo en largas conversaciones, jugando, riendo con alguien a quien tú no ves, no debes preocuparte: es su amigo imaginario. Una persona creada por él, con su nombre y personalidad (o quizás no…) que seguro le va a hacer compañía durante un buen tiempo.

Los niños establecen los límites entre la fantasía y realidad alrededor de los seis y siete años. Antes de esta edad, ellos necesitan de espacio para dar alas a su imaginación, para vivenciar sus fantasías. El amigo imaginario, como ya hemos dicho, puede aparecer en la vida de los niños entre los dos y tres años y puede prolongarse hasta los siete u ocho años de edad. Muchos niños describen a estos invisibles amiguitos, dando detalles de su ropa, de sus juegos y afirmando que realmente existen. Este comportamiento es normal. Para el niño, el amigo existe realmente, y es para él una auténtica decepción cuando percibe o se da cuenta de que sus padres no le creen.

Los amigos imaginarios aparecen sobre todo en hijos únicos, con hermanos mucho mayores que él o antes de ir a la escuela. Normalmente cuando los niños comienzan a participar en actividades sociales con los compañeros de su edad, el amigo imaginario va haciendo visitas cada vez más distantes, hasta llegar a ser totalmente olvidado. Por más que los padres jueguen con el niño, no suplen la necesidad que ellos tienen de relacionarse con sus “iguales”.

Dicen psicólogos y pedagogos que este nuevo universo de superhéroes, de monstruos, de fantasmas, de hadas y de otros amigos, ayuda al niño a crecer y a desarrollar sus emociones y creatividad, y también a expresar sus miedos, sus alegrías, sus inquietudes y sus más profundos deseos. Los niños son conscientes del mundo real, pero a esas tempranas edades todavía les cuesta asimilarlo y aceptarlo tal como es. Por esta razón ellos crean un mundo donde todo es posible, permitido y solucionado. Es la etapa del pensamiento mágico de los niños.



Que tengas un bonito día...
gracias por seguirnos!!!!!!!


11 comentarios:

Sony dijo...

mi madre siempre se acuerda que a la edad de 2 años yo jugaba con un amigo imaginario,dice que jugue con hasta los cinco años aproximadamente,que fue cuando entre a jardin de infantes,quizas haya sido por el echo de ser hija unica,no lo se y tampoco recuerdo aquel amigo imaginario,esto lo se por lo que me cuenta mi madre,con el jugaba a las visitas,a la escondida,en fin,a juegos de niños.
es una pena que ya de adulta no pueda recordar aquel imaginario,como era su nombre,su aspecto,vaya a saber como era el.

bueno amigos,espero les haya gustado este articulo,sobre todo a aquellas que son madres con hijos pequeños quizas les interese esta nota y quizas a otros muchos adultos les traiga buenos recuerdos como a mi de nuestros amigos imaginarios de nuestra infancia.

un fuerte abrazo y que tengas un precioso dia!!!!!!

Adriana Alba dijo...

Me encantó Sony, y creo totalmente en los "amigos invisibles" o ángeles de los niños, es una etapa maravillosa que después desaparece, por ello hay que disfrutarla atentamente!

Abrazoss!

Sony dijo...

hola adri,como estas amiga,me alegro que te interesara este articulo,la verdad es que es interesante lo de los amigos imaginarios,o seran nuestros angeles de la guarda?
mmmm nunca se sabe amiga.

un besito para ti amiga!!!!!!!

Lola dijo...

Yo de pequeña también me pasaba horas jugando con mi amigo imaginario.Y a mis hijos también les escuché hablar con su amigo imaginario. De hecho yo sigo hablando con el de vez en cuando...quizá sea mi pepito grillo ji ji...y que no me llamen loca.
Una abrazo amiga.

Luz del Alma dijo...

Yo estoy convencida que los niños "ven", todavía recuerdan..., a medida que vamos creciendo "olvidamos". Me gusta mucho como trata la antroposofía este tema. Gracias Sony, me han dado ganas de buscar algo lindo y sencillo al respecto.
Un fuerte abrazo de luz, Mirta

Vani dijo...

Me encantó este post... recuerdo a Marianita, una niña que se crió en nuestra familia y ella tenía a su amigo duende que lo llamó Bio manojo... la observaba y sabía que alli estaba... yo los llamo ángeles... y los niños los ven por la pureza de su alma seguramente... Todo mi cariño y bendiciones!!

Sony dijo...

hola lola,me alegro que tambien de pequeña hayas jugado con tu amigo imaginario,aun no se sabe bien si son duendes,angelitos,quien sabe,lo que sabemos es que son parte de nuetra niñez y me alegro que ese amigo te siga acompañando y te acompañe siempre.

un besito amiga y feliz fin de semana!!!!!!!!!!

Sony dijo...

hola luz,yo tambien creo amiga de que los niños sigen recordando,lo que no se es que recordaran,con los años ya lo he olvidado.
me alegro que este tema te haya gustado y sirva como articulo en tu bog,seguro que nos interesara a todos.

un fuere abrazo y feliz fin de semana!!!!!!!

Sony dijo...

hola vani,gracias por contar este episodio,yo tambien creo que son nuestros angeles de la guarda que nos acompañan en nuestra niñez y lo siguen haciendo a lo largo de nuestras vidas.
aunque hay muchos que creen que son duendes juguetones,quizas los elijan por la inosencia que guardan.

un abrazo amiga y feliz fin de semana!!!!!!!!

Tita la mas bonita dijo...

Los amigos invisibles, parecieran propios de la infancia, pero los adultos que conservan su corazón de niños, pueden seguir teniendo amigos invisibles!! Los Amigos Invisibles, angelitos, hadas, ellos no han parado de trabajar, se trata de creer en su magia!
Un besito marino!

Sony dijo...

hola tita,ojala todos conservasemos esa alma de niños y pudieramos disfrutar con esos amigos angeles toda la vida.yo por las dudas estare atenta por si vuelvo a verlo jugueteando por algun rinconcito de la casa.

un fuerte abrazo amiga y gracias por acompañarnos siempre.

mariposas

.....

.....