"Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido. Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche. Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro. Toma una lágrima, ponla en el rostro de quien nunca ha llorado. Toma la Valentía, ponla en el ánimo de quien no sabe luchar. Descubre la Vida, nárrala a quien no sabe entenderla. Toma la Esperanza y vive en su Luz. Toma la Bondad y dónala a quien no sabe donar. Descubre el Amor y hazlo conocer al mundo". Mahatma Gandhi

21 diciembre 2010

Click here to see a large version

"El día que la Navidad detuvo una guerra"

(Sorprendente tregua navideña de 1914)

ESTA ES UNA HISTORIA AUTÉNTICA DE NAVIDAD...

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial en el año 1914, la primera gran guerra del Siglo XX que le llamaron “La Guerra Para Terminar Todas Las Guerras,” a los soldados de ambos lados se les aseguró que estarían de regreso en sus hogares para el día de Navidad y celebrarían la victoria. Esa predicción resultó ser falsa.


La tropas en los frentes de batalla no regresaron al hogar para esa fecha y la guerra se prolongó por cuatro años. Durante éste tiempo, algo así como ocho millones y medio de hombres murieron y cientos de miles más murieron a causa de sus heridas.

La guerra para terminar todas las guerras tuvo un costo humano horrible y transformó a Europa de tal manera que gracias a su mal planeada conclución, las semillas para la Segunda Guerra Mundial veinte y un años más tarde fueron sembradas. Sin embargo, en la Noche Buena (víspera de la Navidad) en Diciembre de 1914, uno de los acontecimientos más extraños registrados en la historia militar tuvo lugar en el Frente Occidental.

En la noche del 24 de Diciembre el tiempo se volvió frío bruscamente congelando el agua y la nieve que estába media derretida que había en las trincheras en donde los soldados de ambos ejércitos (Inglés y Alemán) tenían sus literas para dormir.


En la parte de los Alemanes, los soldados comenzaron a encender velas. Los centinelas británicos reportaron a sus oficiales que parecían haber pequeñas luces elevadas en postes ó bayonetas. Estas linternas iluminaban claramente a las tropas alemanas haciendolas vulnerables a los rifles enemigos. Sin embargo, los ingleses se resistieron a disparar. Lo que era aún más sorprendente, los oficiales ingleses vieron a traves de sus primáticos que algunos hombres del enemigo sostenían árboles de Navidad sobre sus cabezas con velas en sus ramas.

El mensaje estába claro: Los alemanes quienes celebraban la Navidad en la Noche del 24 de Diciembre estában enviandole un mensaje Navideño a sus enemigos en el otro lado de el frente.

A los pocos momentos de ver ésta señal los ingleses comenzaron a escuchar a algunos de los alemanes cantando un villancico de Navidad. Muy pronto fué entonado a todo lo largo de las líneas alemanas según los otros soldados se unían en harmonía.

Las tropas británicas reconocieron inmediatamente la melodia como “Noche de Paz” y muy pronto se neutralizaron las hostilidades en ambos lados. Uno por uno, los soldados ingleses y alemanes comenzaron a dejar sus armas a un lado y salir con rumbo a la “tierra de nadie” un terreno agujereado por las bombas entre las dos partes del frente. Tantos soldados de ambos lados salieron de sus trincheras que los oficiales superiores estában impedidos de evitar ésta reacción espontánea. Había un truce no declarado y estalló la paz.



Frank Richards fué un testigo de éste truce no oficial. En su diario de la guerra escribió: “Levantamos un pizarrón con ‘Feliz Navidad’ escrito. El enemigo también levantó uno igual. Dos de nuestros hombres arrojaron su equipo a el suelo y saltaron para afuera de su parapeto con las manos sobre sus cabezas al mismo tiempo que dos de los alemanas hacían lo mismo; los dos nuestros caminaron para encontrarse con ellos.” “Se dieron las manos y entonces todos nosotros salimos de las trincheras y así mísmo también hicieron los alemanes.” Richards escribió en su relato.

Richards también explicó que algunos soldados alemanes hablaban inglés perfectamente bien, uno de ellos diciendo cuan harto estába de la guerra y que estaría muy alegre cuando todo terminase. Sus contrapartes británicos estában de acuerdo.

christmas-truce-1

Esa noche, soldados que hasta ese momento eran enemigos se sentaron juntos alrededor del calor del fuego. Intercambiaron pequeños regalos de sus pobres pertenencias -barras de chocolate, botones, insignias y pequeñas latas de carne de res. Hombres que hasta solamente una horas antes se disparaban a matar estában ahora compartiendo las festividades de Navidad y mostrandose los unos a los otros fotografías de sus familias.

20071220_christmastrucetree_3

El truce terminó así como comenzó, por mutuo acuerdo. El capitán C.I. Sockwell de los Royal Welsh Fusiliers recordó como –después de una verdadera “Noche de Paz”– disparó tres veces al aire el 26 de Diciembre a las 8:30 AM y se dirigió hacia las trincheras.

Un oficial alemán que intercambió regalos con Stockwell la noche anterior también apareció en una trinchera. Ellos se inclinaron en reverencia, se saludaron y descendieron de regreso a sus trincheras. Unos minutos más tarde, el Capitán Stockwell escuchó a el oficial alemán disparar dos veces al aire. Estában en guerra nuevamente.






Un fuerte abrazo y gracias por tu compañía y tus comentarios!!!!!!!!!



5 comentarios:

Sony dijo...

me quedado con la boca abierta al leer esta historia de navidad tan real como la vida misma,porque es increible lo que ocurrio en plena guerra mundial,el ejercito aleman festejando su noche de navidad sin importarle el enemigo que tenian en frente y como los otros tuvieron que respetar sus creencias y hacer un alto al fuego.
lo que no puede la magia de la navidad no lo puede nada ni nadie,porque auque parezca mentira esto ocurrio en la primera guerra mundial.

a que no lo sabias?yo confieso que no.

un fuerte abrazo y sigamos disfrutando del espiritu navideño !!!!!!!!

Tita la mas bonita dijo...

Un relato que me conmueve, alto al fuego ya, sea navidad o semana santa, siempre pienso en los miles de soldados que ponen el pecho en las guerras, y en sus familia, para ellos debería ser Navidad siempre, que la esperanza por un mundo en Paz los alcance aunque sea por la noche de Navidad!

Un Besito Marino

Gladys dijo...

¡Amiga !que linda historia y casi me la pierdo que bella emocionante te juro que es la mejor historia de navidad que he leido en en verdad gratamente sorprendente y casi me la pierdo amiga llegue tarde pero llegue es realmente preciosa, yo no la conicia para nada amiga pero es muy grato conocerla atraves tuyo amiga que me has enseñado tantas cosas atraves de tus escritos si ya te lo he dicho haces un trabajo maravilloso, gracias muchas gracias,hoy nesesitava leer algo así de hermoso.
Besitos y abrazos calentitos para ti amiga.

Sony dijo...

hola tita,me uno a esos deseos para que nunca mas haya guerras en el mundo y siempre se festeje la navidad en armonia.

te mando un abrazo y feliz navidad!!!!!!!!!

Sony dijo...

hola gladys,me alegro amiga que te gustara esta historia de navidad y gracias por acompañarme en la distancia en estas fechas navideñas.

estos dias estan entrando pocos amigos,cada uno esta con sus preparativos por las navidades y es comprencible,ya estaremos todos juntos otra vez cuando acaben las fiestas.

un fuerte abrazo amiga y gracias por acompañarme siempre,feliz navidad!!!!!!

mariposas

.....

.....